"Bicicleta, Pick Up o Mercedes Benz"

Acabo de leer la nota publicada en Página/12 con idéntico título que este post (me encantó). El título hace referencia a las distintas propuestas de soborno que el titular de la Cámara de Vales Alimentarios realizó al actual Diputado Nacional y Presidente de la Comisión de Legislación del Trabajo, Héctor Recalde. El Diputado presentó un proyecto de ley para eliminar gradualmente los ticket canastas e incorporar su valor equivalente en pesos al salario remunerativo de los trabajadores, cosa que atenta seriamente contra el negocio de los ticket alimentarios.

Los presuntos sobornadores presentaron un "menú de propuestas", estas eran:

- “La bicicleta”: consistía en un pedaleo financiero “para cajonear” la iniciativa a cambio de 20 mil “del color que a vos te gusta” mensuales. El empresario se ofreció como recaudador y hasta propuso el pago en Buenos Aires o Uruguay.

- “La pick-up”: consistía en introducir cambios “cosméticos” al proyecto, sin modificar el sistema de tickets. Allí no hubo oferta económica precisa.

- “El Mercedes Benz”: la tercera opción fue la más ambiciosa y millonaria. Consistía en dar vuelta el proyecto y extender los tickets a todos los trabajadores con un sueldo inferior a 2000 pesos. Todo a cambio de 20 millones de dólares, en cuotas. Un 10 por ciento con la presentación del nuevo proyecto. Otro 10 por la aprobación en comisión. Un 20 con la media sanción de Diputados. Otros 20 cuando el Senado la convirtiera en ley. Y el 40 restante, contra la publicación en el Boletín Oficial.

La última propuesta triplicaría el negocio de las empresas de vales alimentarios de 4 mil millones a 12 mil millones de pesos.

Lo más triste de esto es que no me sorprende en lo más mínimo, creo que no es ninguna novedad que en argentina se compren leyes; el último caso más resonante fué el "Escandalo de la Banelco".
En mi opinión se habla mucho de los políticos corruptos pero poco de las empresas corruptas que se encargan de comprar leyes a de realizar lobbys en defensa de sus intereses.



2 comentarios:

  1. La diferencia es que el político es representante de la gente. Si bien es ilegal (creo... no se en realidad, creo que la responsabilidad legal podría estar solo del lado del legislador) lo que hacen, el término que usaría para caracterizar las empresas no es "corrupto". Con los que nos podemos enojar es con el gobierno que deja que eso pase. Obviamente que no es fácil con la presión de las empresas, pero es responsabilidad de ellos.

    ResponderEliminar
  2. Se la hicieron linda a ese corrupto!
    Aunque sea un caso de muchos que deben pasar...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...